Atención médica

Desde la primera visita de miembros de Bushara a Gambia, en el año 2010, para estudiar la posibilidad de construir una escuela, se constató la necesidad de iniciar simultáneamente un proyecto de atención médica que funcionara como una clínica ambulatorio de atención primaria.

En palabras de Antonio Villén, médico partícipe de aquel viaje, y actual presidente de Bushara: “Como ocurre en tantas ocasiones la realidad inmediata conduce a la acción. Al segundo día de nuestra estancia en Serekunda, en los Alojamientos de Kunta Kinteh, una de las mujeres del lugar se presentó con un traumatismo abierto en un pie, por un accidente que había tenido momentos antes. Tuvimos que hacer una limpieza y cura de urgencias, porque pretendía trabajar en tales condiciones, y le aconsejamos que fuese al centro sanitario al día siguiente. Al final las curas las seguimos haciendo cada día de nuestra estancia, por la imposibilidad que tenía de asistir a un centro sanitario. A partir de un hecho tan simple y ante la demanda de los allegados a nuestros anfitriones, iniciamos un trabajo de asistencia médica a las personas próximas que lo necesitaban.

A partir del segundo viaje, en 2011, decidimos establecer una consulta médica durante los días que permaneciéramos allí. Hicimos provisión de medicamentos, material de curas y el instrumental mínimo necesario para un trabajo de asistencia primaria. Por las condiciones tan precarias donde pasábamos consulta -en la misma habitación donde nos quedábamos a dormir- y por no haber sido anunciada nuestra estancia, pensábamos que serían pocas las personas para atender. Nuestra sorpresa fue que desde el primer día y hasta nuestra partida, había gente esperando desde el amanecer para ser atendida.

En viajes sucesivos, año a año, la demanda no ha hecho sino crecer. Otros profesionales se han ido incorporando a los viajes anuales y, además, recibimos la colaboración de farmacéuticos que nos proporcionan parte de los medicamentos que utilizamos en la consulta. En este momento (2016) contamos con un equipo formado por dos médicos, un dentista, un podólogo y personal auxiliar. Durante todo este tiempo siempre hemos contado con el apoyo, hospitalidad y consejos de la asociación Qadiriya, especialmente de nuestro anfitrión Kunta Kinteh.

En los seis años desde que iniciamos la actividad médica en Serekunda, más de 1100 pacientes han pasado por la consulta médica o de odontología. El número creciente de pacientes, y las deficitarias condiciones de trabajo pusieron de manifiesto desde el inicio la necesidad de construir una Clínica-ambulatorio de atención primaria allí mismo, en Serekunda. Una vez que se ha culminado el proyecto de construcción del segundo pabellón de la escuela en Kembuyeh, se inicia ahora este nuevo proyecto que nos llena de ilusión, y al que -aparte del equipo actual- un grupo de profesionales, médicos, dentistas, enfermeras, ya han solicitado incorporarse”.