La historia del proyecto, paso a paso.

Desde Octubre 2008 a Abril 2011: primer proyecto en Níger

En el año 2008 se realiza un primer proyecto para una escuela, emplazado en Maradi, Níger. El presupuesto se cifra en unos 40.000 euros.

En 2009 surge la iniciativa de publicar el libro solidario Africa en la otra orilla, a propuesta de su autor José Luis García García. Las ventas de este libro son exclusivamente dedicadas a la financiación de una escuela en África. En Julio de 2010, estas ventas habían reportado –tras cubrir los gastos de imprenta- 10.000 euros. Sin embargo, a partir de esta fecha los beneficios se ralentizan mucho y no se encuentran otros recursos.

En Marzo de 2011, el dinero recaudado –sobre todo por medio de las ventas del libro, pero también por donaciones- asciende a 12.000 euros, que no llegan para la adquisición del terreno y la construcción de un primer módulo escolar, según el presupuesto original.

En Abril de 2011, en una reunión de la junta directiva de la Asociación de Bushara, se acuerda abandonar la idea de la ubicación en Maradi y derivar el esfuerzo hacia Gambia. Bushara había establecido contactos fructíferos con la Asociación Qadiriyya de Banjul. La colaboración de esta ofrece mejores perspectivas, dado el estado socio-político de Níger.

Untitled2


Enero y Febrero 2012

En Enero del 2012 se firma el Acuerdo de Cooperación entre las Asociaciones Bushara y Qadiriyya para la construcción de una escuela en la localidad de Kenbuye, en las proximidades de Banjul, capital de Gambia.

Se presupuesta un coste de 28.000 euros, financiado enteramente por Bushara. Los fondos proceden, en primer lugar, de los beneficios de la venta del Libro África, en la otra orilla; y, en segundo lugar, de algunas donaciones de particulares o instituciones (Caja Rural de Jaén), o de ayudas oficiales, como la del Ayuntamiento de El Burgo (Málaga). En Febrero se inician las obras, en un recinto donde ya está construido un pabellón pequeño y de fábrica de mala calidad. El proyecto se divide en 4 fases.

Untitled3

Julio 2012

Se termina la 3ª fase de la construcción del Proyecto de Escuela. Faltan todavía 8000 euros para acometer la 4ª fase.

Septiembre 2012
Las obras siguen avanzando. Faltan los cerramientos de puertas y ventanas, el suelo, el aislamiento del techo, los servicios y el mobiliario escolar. Todo ello se calcula en unos 6.000 euros.

Se comienza con el patrocinio de 56 niños, a cada uno de los cuales se les adjudica un saco de arroz y 405 dalasis (14 euros), obtenidos por donativos de la comunidad musulmana de Granada y la asociación cultural Azzagra.

Noviembre 2012

El presidente y secretario de Bushara viajan a Gambia para ver el estado de la obra y coordinar la finalización de la misma. Se presupuesta la 4ª y última fase y se prevé el final de obra para febrero de 2013.

Abril 2013
Ya terminada la cuarta fase de la obra, se inaugura oficialmente la Escuela. A la inauguración acude el Sr. Embajador de España en Gambia, así como autoridades locales, miembros de Bushara (Pedro Antonio, Shuaib, Rahma, Bashir) y componentes de la asociación Qadiriyya (Omar Ndow) que han tutelado la buena marcha del proyecto.

Septiembre 2013-Junio 2014

Tiene lugar el primer curso escolar. Aunque el edificio construido estaba concebido para una población escolar de un máximo de 250 alumnos, tales previsiones se ven desbordadas desde el primer momento, ya que no habíamos contado con las aulas de preescolar, que suman otros tantos niños y niñas. Con anterioridad al comienzo de nuestro proyecto, en el mismo recinto de la Escuela se levantaba –construido en 2011- un pabellón pequeño y de fábrica de mala calidad, que se usa para albergar al alumnado de preescolar y los primeros niveles.

Untitled4

Marzo 2014

Se comienza a construir un nuevo edificio, similar al inaugurado en Abril del 2013, para poder albergar al alumnado de preescolar y los primeros niveles. La Escuela pasaría así a contar con dos módulos. El presupuesto de este segundo edificio es algo menor que el del primero: 20.000 euros.

Septiembre 2014

Comienza el curso escolar 2014-15, con un total de 522 alumnos y alumnas, un número mucho mayor que el que permite la infraestructura actual. Ver censo escolar y profesorado.

Marzo 2015

Un año después del comienzo de la construcción del segundo edificio o módulo de la Escuela –de necesidad acuciante dado el gran número de alumnado- tan sólo se han recaudado 5.000 euros del total presupuestado. Quedan, pues, 15.000 euros. Esto hace que la obra avance con gran lentitud.

Untitled5

Enero 2016

Tras recaudar los fondos necesarios, el segundo edificio de la Escuela está prácticamente completado. Quedan tan sólo dos servicios y algunos otros elementos constructivos. Seguimos, sin embargo, necesitando recaudar fondos para mantener el pago del profesorado y culminar el último edificio.

Una visita de voluntarios en Enero nos permite trabajar en el seguimiento organizativo de la Escuela. Se observa que la labor de Bushara en este proyecto ha entrado en una fase distinta. Hasta ahora, la tarea fundamental se ha centrado en montar la Escuela, tanto física como funcionalmente. Ahora, aunque aún quedan aspectos constructivos por finalizar, se trata de que realmente funcione y no se desvíe de sus objetivos, así como de seguir ayudando con materiales, ideas, e incluso con apoyo humano. Tras comprobar ciertos problemas en el funcionamiento y currículo, se redactan una serie de directrices para el equipo directivo de la Escuela. Bushara mantendrá la supervisión en visitas sucesivas.

Abril 2016

Se aportan los fondos para las ventanas del segundo pabellón y los servicios que estarán situados en un pequeño módulo separado del mismo. Pero todavía resta por cubrir y dotar a este pabellón de un aislamiento del techo, pues sin él la temperatura es elevada.

El censo escolar en estos momentos es de 585 niños/as, de los cuales 112 son huérfanos. En cuanto al funcionamiento y programa escolar, se mantienen tres reuniones con el profesorado y el equipo directivo del centro. En ellas se revisa todo la documentación disponible hasta el momento. Observamos varios puntos débiles:

  1. Falta de preparación del profesorado.
  2. Falta de un estatuto de régimen interno y normas básicas de funcionamiento.
  3. Desequilibrio entre las asignaturas impartidas en árabe y las instrumentales impartidas en inglés.

Elaboramos un calendario para la implantación de medidas que resuelvan dichas deficiencias. Los puntos primero y segundo para el próximo curso y el tercero en un plan de adaptación a tres años.